Earthshaker

Earthshaker

Como un gólem o una gárgola, Earthshaker fue uno con la tierra, pero ahora camina libremente sobre ella. A diferencia de las otras entidades, se creó a sí mismo a través de un acto de voluntad, y no sirve a ningún otro maestro. En su sueño inquieto, encerrado en una profunda fisura en la piedra, se dio cuenta de la vida que transcurría libremente por encima de él y se volvió curioso. Durante una época de temblores, los picos de Nishai fueron sacudidos, provocando derrumbamientos que cambiaron el curso de los ríos y convirtieron los valles poco profundos en abismos sin fondo. Cuando la tierra finalmente dejó de temblar, Earthshaker salió del polvo que se asentaba, apartando enormes rocas como si se tratasen de una ligera manta. Se convirtió en una bestia mortal, y se llamó a sí mismo Raigor Pezuñapétrea. Ahora sangra, respira y por lo tanto puede morir, pero su espíritu sigue siendo ese de la tierra. Su poder reside en el tótem mágico que nunca deja de lado y, el día que regrese al polvo, la tierra lo tratará como a un hijo pródigo.


Aporrea el suelo con un poderoso tótem, creando una cresta de roca infranqueable que aturde y daña a las unidades enemigas en línea recta.

Potencia el tótem de Earthshaker, haciendo que inflija daño adicional en el próximo ataque. Mejorable con el Cetro de Aghanim.

Hace que la tierra tiemble bajo sus pies, añadiendo daño adicional y aturdiendo a las unidades enemigas cercanas cuando Earthshaker lanza sus habilidades.

Ondas sísmicas viajan por el suelo, dañando a las unidades enemigas. Cada enemigo golpeado provoca una resonancia que daña a las unidades cercanas.


Árbol de talentos

60% robo de vida por hechizo

25

550 AoE Shadow Strike

+300 de vida

20

+100 alcance de atque

+90 de oro/min

15

12% reduccion de tiempo de recarga

+10 de fuerza

10

+25 daño